Adicción a Internet

Información y consejos para evitarla


Deja un comentario

La recesión económica aumenta el consumo de apuestas por Internet

La crisis que vivimos ofrece soluciones “fáciles y rápidas” como son las apuestas en Internet que pueden convertirse en la puerta de entrada no sólo a un mayor deterioro económico, sino también psicológico y emocional que puede terminar en adicción patológica.

“Los tiempos de crisis son potencialmente peligrosos para quienes ya padecen de ludopatía y para quienes ven en el juego una salida a su situación”, según el psicólogo Antonio Castaños, de la asociación alicantina Vida Libre (AVL), que ayuda a los ludópatas a abandonar su adicción.

Según este experto, las crisis económicas también comportan “un riesgo potencial para quienes están en fase de rehabilitación de su ludopatía y para aquellas personas que se inician en el juego durante la crisis pero prosiguen con su adicción una vez que la etapa de estrechez económica o laboral ha sido superada”.

La adicción al juego es un serio trastorno psicopatológico, que se ha convertido en una de las principales causas de destrucción de familias y que afecta cada vez más a niños y adolescentes. Según Francesc Perendreu, de la Asociación Barcelonesa de Ayuda y Tratamiento al Ludópata (Abatal), “un ludópata llega a hacer cualquier cosa para conseguir el dinero que necesita para jugar, y se convierte en un consumado actor, capaz de engañar a todos menos a sí mismo”.

Los síntomas de esta peculiar adicción son: preocupación frecuente por jugar u obtener dinero para jugar, necesidad de aumentar la magnitud o frecuencia de las apuestas para obtener excitación, así como intranquilidad o irritabilidad cuando no se puede jugar, y la búsqueda continua del placer en el juego, pese a no poder pagar las deudas crecientes y a los problemas sociales que surgen.

Para tratar este desorden se recurre a una doble terapia psicológica: destinada a controlar los estímulos que disparan las ganas de jugar, como pasar delante de una sala de juego o llevar dinero encima, y a erradicar el origen del problema.

Fuente: hoy.com.do

Anuncios


Deja un comentario

Un 3% de los ludópatas es adicto a juegos en Internet

Según los datos del primer estudio en Cataluña de la ludopatía, hay unos 156.500 adultos con probables “problemas”, de los cuales un 3% – 74.000 – es atendido por su adicción a los juegos de Internet.

El estudio muestra que el 90,2 por ciento de los adultos entrevistados participan en diferentes actividades de juego con diferentes intensidades. Así, un 52,2 por ciento admite haber jugado en el último año, un 9,7 por ciento lo hace mensualmente y un 20,3 por ciento de forma semanal.

El perfil medio de las personas que participan frecuentemente en los juegos de azar es el de un hombre de 35 a 54 años, nacido en Catalunya, casado, con estudios secundarios, que trabaja a tiempo completo y de nivel económico bajo. Angels González, corrdinadora del estudio, aseguró que a medida que el juego se hace más patológico el perfil deriva hacia “más hombres y más jóvenes”.

Sobre si los juegos de azar por Internet comienzan a hacerse notar en las unidades de juego patológico –Catalunya dispone de 10–, González dijo que “no han desplazado al resto” y dijo que un 2 ó 3 por ciento son jóvenes atendidos por juegos de Internet, de rol y móvil. En 2007, las unidades de juego patológico atendieron a 1.000 personas.

Fuente: europapress.es


Deja un comentario

La UE debate la regulación que ponga freno a la adicción a las apuestas online

¿Cómo regular las apuestas por internet?

Más de tres millones de europeos realizan apuestas por internet. La mayoría lo hace simplemente porque se divierte, pero para otros supone un riesgo tras el que se esconden adicción y amaño de partidos. Este lunes los eurodiputados deciden si se debe regular la actividad a escala nacional o europea; un informe de la comisión de Mercado Interior del Parlamento Europeo pide que sean los gobiernos nacionales los que lo hagan, pero algunos parlamentarios apuestan por una regulación comunitaria.

La “integridad de los juegos de azar en línea” está en la agenda del Pleno que el Parlamento Europeo celebra este lunes, con el debate de un informe sobre la materia redactado por la eurodiputada socialista danesa Christel Schaldemose. El texto fue consensuado por los miembros de la comisión parlamentaria de Mercado Interior tras la consideración de las más de cuatrocientas enmiendas que se presentaron.

Límites de edad y gasto mensual

En la formulación resultante de este debate, el informe pide a los gobiernos nacionales que fijen una posición común sobre asuntos como la adicción a las apuestas, el uso fraudulento de datos personales o tarjetas de crédito, comportamientos irregulares en las apuestas o amaños de partidos, límites de edad de los apostantes y medidas de protección de los niños y de los adictos al juego.

Una enmienda introducida por el liberal holandés Toine Manders pide que se fije un máximo mensual que una persona puede gastar en apostar por internet, y que se obligue a los operadores de juegos de azar en línea a que utilicen tarjetas de prepago, que se venderían en las tiendas, para los juegos.

Opinión minoritaria

Aunque el informe fue finalmente adoptado por los miembros de la comisión parlamentaria, una minoría de ellos expresó su preocupación ante la posibilidad de que “el contenido del informe rebase el mandato de la iniciativa”, al considerar que “el informe socava algunos de los principios del mercado único” y que “no se refleja adecuadamente la situación en todos los Estados miembros”.

Ya en febrero de 2008, en una audiencia sobre la materia organizada por la misma comisión parlamentaria, se debatieron los retos que plantean las apuestas en línea. La Presidenta de la comisión, al socialista británica Arlene McCarthy, ya declaró en esa ocasión que “el amaño de partidos es tan antiguo como los mismos partidos, pero las nuevas tecnologías abren nuevos riesgos de fraude, junto a las nuevas oportunidades que presentan”. Subrayó que “los aficionados quieren ver partidos honestos” y apoyó que se emprendan acciones encaminadas a garantizarlo, pero alertó de la posibilidad de que los Estados adopten normas que protejan a las casas de apuestas nacionales.

Fuente: Parlamento Europeo


Deja un comentario

Los riesgos de las apuestas en Internet

El número de padres que acuden a consulta preocupados por el tiempo que dedican sus hijos a jugar por Internet va en aumento, atestigua Rafael Focarda, coordinador de la Unidad de Conductas Adictivas de Valencia.

De hecho, el gasto en juegos de azar del ciberespacio se ha multiplicado por cinco en lo que va de año con respecto al 2007. Una cifra fácil de alcanzar si se valora que en la Red hay más de 3.000 casas de apuestas y entre 300 y 500 casinos.

“El juego ‘on line’ puede desatar una pasión enfermiza en un contexto donde los menores y las personas más vulnerables se sienten menos protegidos. La tendencia actual se orienta hacia el juego ‘tecnologizado’ y más accesible, pero también más asocial (solitario). Es decir, la tecnología hace los juegos más interactivos y más rápidos, pero los riesgos de abuso aumentan“, señalan Enrique Echeburúa y Paz Corral, ambos de la Facultad de Psicología de la Universidad del País Vasco en un editorial al que ha tenido acceso elmundo.es y que será publicado próximamente en ‘Adicciones’.

Para ambos especialistas, la Red “facilita la exposición al juego a personas que, en otras circunstancias, no accederían a las apuestas… está disponible permanentemente (lo que facilita la satisfacción inmediata del ansia), supone una actividad solitaria y anónima (lo que puede producir una gratificación rápida e instantánea, como ocurre con el bebedor solitario). Además, al tratarse de un dinero virtual, los controles inhibitorios personales se desmoronan más fácilmente”.

Prevenir la adicción al juego es posible, y por este motivo, ya están en marcha varios programas educativos que tratan de concienciar a los jóvenes en el juego responsable. “Se trata de proporcionar información de cómo funciona, para demostrar que es una actividad lucrativa para quien lo gestiona, que se basa en las pérdidas de los jugadores. El segundo paso es demostrar algunos de los errores más comunes en predicción del azar que cometemos los seres humanos y cómo éstos pueden favorecer el juego”, recuerda Mariano Choliz, de la Universidad de Psicología Básica de Valencia.

Hay más retos. “Se deberían diseñar estrategias motivacionales con el objetivo de atraer a terapia a las personas que niegan o minimizan su dependencia al juego”, recuerda Enrique Echeburúa, catedrático de la Facultad de Psicología de la Universidad del País Vasco.

Fuente: elmundo.es